jueves, 25 de febrero de 2010

MEXICO GANA 5-0


SAN FRANCISCO, Estados Unidos. Feb. 24, 2010.- Bolivia fue un dibujo mal trazado sobre la grama del Candlestick Park. No ofreció resistencia en ninguna línea. Su físico, quizá por un viaje de más de 24 horas desde Sudamérica a su arribo el martes por la tarde, fue limitado y su futbol ligero.

En ese escenario México marcó cinco goles y debió hacer cinco más para cerrar una buena práctica de tiro a gol.
Y es que le bastaron 20 minutos para definir el partido. Para observar que Braulio Luna está en estupenda forma futbolística y anímica, y que Javier 'Chicharito' Hernández marca goles en Chivas y en donde se pare. Más conclusiones no se pueden sacar.
Ya a los dos minutos del partido, Pablo Barrera puso las cosas claras, tras un pase de Braulio Luna, ante una marca floja y sin ritmo. México jugó con esperanza. Todos quieren un lugar en la Copa del Mundo y se notó en cada esfuerzo, y balón que disputaron. Primero avasallaron al rival en el ánimo, después en lo físico y al final con goles.
'Chicharo' Hernández marcó a los 12' y a los 19', en la misma oleada de entusiasmo Luna también anotó a los 18'.
Nunca antes México había marcado cuatro goles antes de los 20 minutos iniciales. Ni en sus mejores momentos ni con los rivales más débiles, que en la zona de la Concacaf son muchos.
Después México se dedicó a pasear el balón sobre el campo de juego al darse cuenta que rival tuvo la noche del miércoles.
Los jóvenes, Aguilar, Torres Nilo, Barrera, trataron de mostrarse y los veteranos, Luna, Blanco, Magallón, jugaron con solvencia y sin aspavientos.
Paul Aguilar redondeó una buena noche a los 52 al marcar el quinto gol.
La segunda mitad fue una cascada de cambios y algo de coherencia se perdió, un poco de contundencia también. Medina falló al menos tres jugadas claras de gol, y el Tri se fue extendiendo con los minutos.
Javier Aguirre sacará ahora sus conclusiones y tendrá para sus adentros si el partido sirvió de algo.
A la distancia, quizá, lo único que salió un poco fortalecida fue la confianza de iniciar la preparación para Sudáfrica ganando, que al final de cuentas para unos será mucho, para otros poco y para unos más, nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada